(A tomárselo con humor eh? 😀 )

1.- A los pewos nunca les importa como te ves, te moverán la cola si estás vestido de gala, como si estás vestido de indigente dominical.
2.- Cada beso que dan, lo dan con hartas ganas (bien lanweteao y babeao)
3.- Siempre te extrañan cuando estás lejos.
4.- Ellos nunca se enojan si te equivocas en el camino, simplemente siguen disfrutando del paseo.
5.- Tus pewos nunca te van a juzgar por tu extraño sentido del humor (ni las bromas tontamente geniales que se nos ocurren)
6.- Saben perfectamente como hacerse un lugar en tu cama (y en tu corazón, obvio!)
7.- Siempre te ponen atención y escuchan todo lo que dices (Aunque a veces decidan no hacerte caso)
8.- Tienen una increíble capacidad para amoldarse a tu cuerpo mientras duermes.
9.- No hay mejor manera de despertar que con una nariz húmeda y fría recordándote que ha comenzado el día.
10.- Cualquier plan nocturno es genial y no te pedirán nunca que les avises con anticipación.
11.- A tus pewos les da lo mismo que tu estés a cargo del control remoto, futbol, películas románticas o noticias, ellos simplemente están felices de estar contigo.
12.- Sin importar como te haya quedado la comida, se la comen feliz y piden más!
13.- No tienes que conocer a sus padres… Y si lo haces, es simplemente genial y no tienes reclamos al respecto (y ellos siempre tienen una buena opinión de tí!)
14.- Puedes olvidar las fechas especiales, para ellos, cada día contigo es especial.
15.- Según la opinión de tu pewo, no estás gordo, ni tienes celulitis ni deberías cambiar tu corte de pelo… Hoy, estás más radiante que nuncaaaa! <3
16.- Si eres desordenado, no es un problema, hay más lugares donde encontrar tu olor y dormir mientras tu no estás.
17.- Jamás te van a retar por no lavar los platos… Si tiene suerte, los podrá “pre-lavar” con su lenwa mientras no estés.
18.- Tus pewos no tienen miedo de demostrarte cuanto te aman, estén donde estén…
19.- Nunca encontrarás un corazón que te ame con tanta fidelidad y amor como el que tiene tu pewo…

error: Pewo que ladra no muerde!