Easton Dufur es un humano de 18 años y vive en Idaho. Recientemente tuvo que despedir a uno de sus pewos, llamado Stitch de 13 años, quien murió de viejito 😭😭
La muerte no solamente afecta a los humanos, su compañera de vida Cookie es la que peor lo está pasando…

Ellos estaban acostumbrados a compartir toooodo, desde el amor humano hasta el plato de comida, ya que desde pequeños siempre comieron en el mismo plato, respetándose y dejando la mitad del alimento para el otro…

Estos días tristes, cuando Cookie todavía sigue esperando a Stitch su padre humano se dio cuenta de algo que le rompió aún más el corazón… ella le sigue guardando la mitad de la porción.

Es increíble como los pewos nos enseñan a ser más “animales” con gestos de generosidad y compañerismo…
La familia de estos dos peludos ahora está centrada en darle todas las atenciones a Cookie, quien está mucho más dormilona y desganada por la vida… 💔
Sin duda, para nadie es fácil perder a alguien tan importante… 😭💔

error: Pewo que ladra no muerde!