Jamás te enamores de una mujer que ama a los Pewos

Jamás te enamores de una mujer que ama a los Pewos

Jamás te enamores de una mujer que ama a los Pewos con locura…

Porque está loca, y no es broma… Ella cree en el amor verdadero y no renuncia a eso.
Ella sabe que cuando vuelve a casa después de la dura jornada diaria hay un amor incondicional que la recibe con felicidad y la besa efusivamente.
Ella está convencida que un paseo al aire libre un día de sol, o bajo la lluvia, es alegría.
Cree firmemente que su compañero puede amarla y protegerla visceralmente, siempre.
Ella adora escuchar los sonidos del silencio con la respiración de su perro como única música… Y buscará lo mismo.
Ella puede enseñarte como encontrar la paz en una simple caricia, en una mirada cómplice.
Siente que la fidelidad no es un peso, sino algo natural, lógico y sobreentendido.
No te enamores de una mujer que ama a los perros con locura.
Entiende cuando algo no está bien antes de decirlo, por su sexto sentido pero más por su extrema sensibilidad.
Puede ser dulce como un cachorro y combativa como una loba…
Ha descubierto sentimientos en sus perros amados que le recuerdan los cuentos que leía de chica, de tan nobles e ideales… Y pretende encontrarlos en un hombre.
Esa mujer está loca y puede correr poniendo en riesgo su integridad por esos animales que ama.
Puede reír de la nada y conversar en la comunión de las miradas a la hora de la siesta.
No te enamores de una mujer así porque sabe sobre la reciprocidad, la nobleza, la entrega, el estar en las buenas y las malas, el sentimiento puesto en demostraciones sin límites o en largas quietudes.
Siempre será un poco ridícula, desaforada, vehemente.
No le importarán los pelitos en su ropa oscura, serán para ella trofeos y motivo de orgullo.
Llorará a mares cuando su perro se vaya y deberás respetar su duelo.
Priorizará el bienestar de sus hijos peludos al momento de las vacaciones.
Tendrá en sus perfiles y teléfonos un 99 % de fotos de su pequeño… Y quizás ninguna tuya.
Su intensidad hace que si te enamoras no puedas olvidarla, aún dejándola.
Tiene alma de madre aunque no lo sea, tiene un instinto de protección feroz.
Pedirá todo porque amando da todo.
Ha aprendido a amar en un presente perfecto, porque así es el vínculo que la une a su perro.
No te enamores de una mujer así.
Su locura es una enfermedad transmisible… y si con suerte no eres inmune… terminarás contagiándote…

#HistoriasDePewos

Te prestaré un pewo…

Te prestaré un pewo…

Te prestaré, por un tiempo un pewo – me dijo Dios.
Para que lo ames mientras viva y lo llores cuando muera, tal vez serán 12 o 14 años, incluso puede ser por tan sólo 2 o 3.
¿Lo harías? ¿Lo cuidarás por mí mientras lo llamo de regreso?
Tendrá encantos que te maravillarán y si su permanencia contigo es corta, siempre tendrás sus recuerdos para aligerar su pérdida.
No puedo prometerte que se quedará, ya que todo lo terrestre
debe terminar.
Pero hay lecciones que quiero que este pewo aprenda.
He buscado por todo el mundo tratando de encontrar un maestro
verdadero.
Y de entre toda la gente que habita la Tierra, te he escogido a ti.
Ahora dime, ¿le darás todo tu amor y pensarás que el esfuerzo
vale la pena?
¿No odiarás al mundo y a la vida cuando venga de nuevo por él?
Y entonces contesté: – Sí, estoy dispuesto, eso haré.
Porque toda la alegría que este pewo me traerá vale bien la pena a cambio del dolor de perderlo.
Lo resguardare con ternura, lo amaré de todo corazón mientras
pueda y por el amor que me dará siempre estaré agradecido.
Si vienes por él mucho antes de lo que espero, seré fuerte ante la pena y trataré de entender el por qué.
Si, a través de mi amor, logré cumplir tu plan para él, ayúdame a
ser fuerte mientras lloro su partida.
Y en su recuerdo sé que encontraré que quien más aprendió fui yo.

10 Cosas que los Pewos enseñan sobre las relaciones.

10 Cosas que los Pewos enseñan sobre las relaciones.

1.- Demuestra tu amor en pequeños (y grandes!) detalles: La vida está llena de cosas simples que puedes hacer por otros, detenerse un segundo y pensar en hacer algo por los demás es el primer paso. El segundo, es hacerlo.
2.- Sé tú mismo: Es la mejor forma de relacionarse con otros. Fingir actitudes y conductas solamente llevan a enmascarar lo que somos… Y así, como vamos a ser felices?
3.- Disfruta el tiempo juntos: Ya sea 1 minuto (o 7 para tu pewo) aprende a “estar presente” y considerando a los que te rodean. Aprender esto es la mayor clave de una relación, nuestros pewos no tienen celulares y siempre que están nos regalan sonrisas.
4.- Perdona los errores: Si rompiste la lámpara o te comiste un zapato, es algo que pasará. El rencor no nos lleva a ninguna parte ni nos devuelve las cosas perdidas. Peor aún, solamente nos lleva a perder el tiempo que tenemos.
5.- Realiza ejercicio: Salir a caminar o perseguir una pelota es lo que cualquier pewo nos recomendaría, pero en esta vida moderna y rápida puede ser un gran consejo para desconectarnos de todo y volver a la naturaleza, además, sirve para desestresarnos.
6.- Apoderarte del silencio: Hay palabras que sobran cuando las miradas dicen demasiado. Aprende a disfrutar y a comunicarte en silencio, así después las palabras serán el adorno de lo que realmente quieras decir.
7.- Se fiel y leal: Demuestra lo que quieres y no engañes a otros. La verdad habla más de nosotros mismos que cualquier otro acto.
8.- No te olvides de la diversión: Deben pasar tiempo juntos haciendo cosas que los dos disfruten y valoren.
9.- Da espacios: Para que los otros puedan disfrutar de sus propios hobbies. Mi pewo no entiende el tiempo que paso en facebook, pero yo tampoco el tiempo que el invierte espantando a los gatos. Aún así, nos respetamos y mantenemos el equilibrio de nuestra relación, hay que aplicar lo mismo con los otros humanos.
10.- Trata a los otros mejor de lo que se merecen: Dando más, podemos recibir más y mejor. Sorprende a alguien con un chocolate, con una pelota (en gustos no hay nada escrito!) o con un cumplido. Ser amables y decir lo bueno de otras personas no tiene precio, sino que un gran valor.

<3

19 Razones por las cuales tener Pewos es mejor que tener pareja

19 Razones por las cuales tener Pewos es mejor que tener pareja

(A tomárselo con humor eh? 😀 )

1.- A los pewos nunca les importa como te ves, te moverán la cola si estás vestido de gala, como si estás vestido de indigente dominical.
2.- Cada beso que dan, lo dan con hartas ganas (bien lanweteao y babeao)
3.- Siempre te extrañan cuando estás lejos.
4.- Ellos nunca se enojan si te equivocas en el camino, simplemente siguen disfrutando del paseo.
5.- Tus pewos nunca te van a juzgar por tu extraño sentido del humor (ni las bromas tontamente geniales que se nos ocurren)
6.- Saben perfectamente como hacerse un lugar en tu cama (y en tu corazón, obvio!)
7.- Siempre te ponen atención y escuchan todo lo que dices (Aunque a veces decidan no hacerte caso)
8.- Tienen una increíble capacidad para amoldarse a tu cuerpo mientras duermes.
9.- No hay mejor manera de despertar que con una nariz húmeda y fría recordándote que ha comenzado el día.
10.- Cualquier plan nocturno es genial y no te pedirán nunca que les avises con anticipación.
11.- A tus pewos les da lo mismo que tu estés a cargo del control remoto, futbol, películas románticas o noticias, ellos simplemente están felices de estar contigo.
12.- Sin importar como te haya quedado la comida, se la comen feliz y piden más!
13.- No tienes que conocer a sus padres… Y si lo haces, es simplemente genial y no tienes reclamos al respecto (y ellos siempre tienen una buena opinión de tí!)
14.- Puedes olvidar las fechas especiales, para ellos, cada día contigo es especial.
15.- Según la opinión de tu pewo, no estás gordo, ni tienes celulitis ni deberías cambiar tu corte de pelo… Hoy, estás más radiante que nuncaaaa! <3
16.- Si eres desordenado, no es un problema, hay más lugares donde encontrar tu olor y dormir mientras tu no estás.
17.- Jamás te van a retar por no lavar los platos… Si tiene suerte, los podrá “pre-lavar” con su lenwa mientras no estés.
18.- Tus pewos no tienen miedo de demostrarte cuanto te aman, estén donde estén…
19.- Nunca encontrarás un corazón que te ame con tanta fidelidad y amor como el que tiene tu pewo…

Los pewos nunca mueren…

Los pewos nunca mueren…

Algunos Pewos simplemente duermen…

Los que piensan que han perdido recientemente a un pewo en la muerte, no van a entender esto. Pero haré el intento de explicarlo, a ver si abren los ojos y se dan cuenta de la dulce vida que sus pewos siguen teniendo…

Los Pewos nunca mueren.Esa es la verdad. No saben cómo hacerlo. A lo más cuando están muy viejos, le duelen sus huesos y algunas otras partes del cuerpo,se cansan demasiado. Pero no saben morir. Si lo supieran, la palabra “paseo” o “pelota” en algún momento de la vida perdería sentido y los dejaría de alegrar. Su mente les diría “No, es mala idea salir de paseo o ir a buscar esa hermosa pelota que va rebotando por ahí”, pero sus mentes están siempre alegres y pensando en cómo disfrutar la vida. Siempre quieren ir de paseo o perseguir esa misteriosa pelota. Tal vez sean capaces de dar un solo paso para hacerlo antes de desplomarse sin fuerzas, pero eso es lo que los pewos hacen. Lo intentan siempre.

Está viejo y ya no te sigue por toda la casa. A veces te sigue con la mirada. No es que ya no valore tu compañía. Al contrario, es lo que más lo llena en su vida. Un paseo contigo es todo lo que quiere y necesita. Se abre la puerta y comienza la más hermosa sinfonía: su parte favorita de la vida comienza contigo. Reconocer las marcas de sus pewos amigos… Un gato pasó por acá… la basura (tesorooos!) que algunos humanos han dejado en el suelo… y tú. Eso es lo que hace su mundo un lugar perfecto. Y en la perfección, no hay lugar para la muerte.

Sin embargo, los pewos se vuelven muy muy muuuuy somnolientos. Eso es. Ellos no saben enseñar la teoría del BigBang ni como se construyeron las pirámides de Egipto, solamente vienen a enseñarte que los pewos nunca mueren. Es una verdadera lástima que los humanos tengamos tanto para decir que no nos detenemos a escuchar lo que ellos nos vienen a enseñar.

Cuando crees que tu pewo ha muerto, él se ha ido a vivir a tu corazón. Es por eso que duele y lloramos tanto. Es esa revoltosa cola y ese suave cuerpo que se están acomodando en tu corazón. Paaaf paaaf paaaf suena su colita pegándole a las paredes de nuestro órgano encargado de producir latidos… Cómo duele! Y deja de doler cuando está acomodado en un lugar mejor… “Gracias mi humano preferido! He encontrado un lugar cálido y hermoso para dormir y estar siempre junto a ti… Ahora estoy en tu corazón”

Al principio, cuando recién se queda dormido, se despierta muchas veces para pararse, darse unas vueltas locas (paaaf paaaf paaaf) y volver a acostarse, es por eso que lloramos todo el tiempo, a nuestro corazón le cuesta acostumbrarse a ser más grande, además, las siestas pewunas no duran lo mismo que las humana, pensemos que un paseo de una hora, para nuestro pewo son las mejores 7 horas del día! Sus siestas son cortas y se acomoda muchas veces…Por eso lloramos tanto al comienzo!
Luego, duerme otro poco y nos deja de doler, pero cada cierto tiempo ese reajuste de tamaño en el corazón nos hace llorar… Quién podría no llorar con un perro feliz moviendo la cola en el corazón? Ouch!
Como iba diciendo, ellos duermen en tu corazón y cuando se despiertan, mueven su colita. Después de unos años de pewo, dormir siestas más largas es un privilegio. Yo también lo haría si pudiera. Se vuelve agotador ser un buen pewo todo el tiempo, sobre todo cuando uno se hace viejo y los huesos duelen, cuesta ponerse de pie y el frio hace que no quieras salir a hacer pipi afuera porque está lloviendo, pero de todos modos, eres un buen pewo y amas a tus humanos por sobre todas las cosas… Y sales afuera a hacer pipi igual.
A sí que salen menos de tu corazón, solamente cuando tienes que recordarlos para sonreír. Es una de las cosas que más le gusta de ti: Cuando su humano preferido sonríe.

A sí que aprendiste algo ahora que tu pewo no está, el no ha muerto. El está durmiendo en tu corazón y se despierta cuando menos lo esperas para regalarte sonrisas.

Lo siento mucho por los humanos que no lo alcanzaron a aprender cuando debían y no tienen pewos durmiendo en su corazón. Se han perdido de tantas sonrisas con pelotas y paseos extraordinarios.

Con permiso, uno de mis pewos que vive en mi corazón se ha despertado con esta historia y debo sacarlo a pasear un rato…

Misión de los pewos en nuestra vida…

Misión de los pewos en nuestra vida…

Cuando llega un pewo en nuestra vida no es por casualidad. Son seres muy especiales por norma general vienen como grandes guardianes de la familia o en especial de un miembro de nuestra familia, son guías de luz encarnados… Muchos de nuestros amados pewos vienen a cancelar algún karma familiar o personal de su dueño

Cuantas veces decimos que nuestro pewo lo entiende todo que solo le falta hablar?
Su mirada traspasa nuestra alma y conecta con ella por su amor lealtad y nobleza hacia su dueño y su entorno familiar

Tu pewo es un ángel guardián encarnado velando y cuidando la casa donde el este
Amalo cuídalo y honra su presencia

Son innumerables los casos de animales que realizan actos portentosos de fidelidad y amor a los seres humanos. Es conmovedora la historia de Alex, un loro gris que el día antes de morir le dijo a su dueña: “Se buena. Te quiero”. Una ballena beluga que sacó del mar a un buceador que había quedado atrapado en el hielo, o unos chimpancés que cuando un compañero murió se abrazaron en silencio y solemnidad en el momento en que los cuidadores llegaron a retirar el cadáver.

Siempre he escuchado que los animales no tienen alma pero tengo animales en casa, especialmente gatos, y la convivencia y el compartir tantas cosas con ellos me han llevado a dudar rotundamente de esa creencia popular. Todo aquel que haya tenido la hermosa experiencia de compartir su vida con un animal, sabrá de lo que estoy hablando. Se trata de sus ojos, de su comportamiento, de sus miradas, su carácter, su lealtad y su amor incondicional.

Cuentan, aquellos que realizan viajes astrales, que en ese otro mundo paralelo al nuestro, se encuentran con muchos animales. Existen innumerables experiencias con mascotas fallecidas e incluso comentan que a nivel telepático puedes tener pequeñas conversaciones, muy simples eso sí, con ellos. También es muy frecuente encontrar a los animales domésticos vivos, especialmente gatos, en ese plano. Para los animales, el desdoblamiento astral es algo sencillo, en cambio, los seres humanos hemos perdido la habilidad de hacerlo de forma consciente y debemos aprender como si fuésemos niños chicos.

Algo que también se escucha es que los animales poseen un alma grupal o colectiva porque aún no han evolucionado como seres individuales o son incapaces de hacerlo. Pero hay muchos testimonios de personas que realizan viajes astrales que hablan de la existencia de animales con conciencia individual. Aunque existe una diferencia entre unas especies animales y otras: animales como insectos, anfibios y otros, poseen un alma colectiva mientras que los animales que viven en contacto con seres humanos como gatos, perros o caballos tienen un alma individual.

Todos los testimonios coinciden: los animales que conviven con nosotros y que tanta sensibilidad y amor nos dan en vida, son mucho más inteligentes en esa otra realidad astral y parece que responden a las necesidades humanas. Cada noche los seres humanos hacemos un viaje astral inconsciente pues una de las finalidades del sueño humano es “recargarnos” de energía universal. Los gatos muchas veces nos acompañan y protegen nuestro cuerpo en el viaje astral, vigilan nuestra evolución, y son grandes transmutadores de energía. No es casualidad que los egipcios embalsamasen a sus gatos, sabían de su poder.

Tampoco es casualidad ver como algunos animales domésticos comienzan a seguir con la mirada fija un punto invisible en el techo o la pared. Ellos poseen visión astral, por eso nosotros no podemos ver lo que ellos ven. Incluso cuentan que cuando viajas por ese misterioso plano de existencia, los animales te detectan, ladrando o maullando a tu paso.

El hecho de que algunos animales tengan una proyección de su existencia, en el caso de los animales “vivos” y que haya una supervivencia en el caso de los animales “fallecidos”, demuestra la presencia de una conciencia que trasciende esta realidad física. El hecho determinante de que los animales ayuden a las personas y que incluso, en casos extremos, hayan dado su vida por ayudarnos o salvarnos, demuestra que tienen un libre albedrío, que deciden ayudarnos y no quedarse inmóviles. Ese acto de generosidad solo puede provenir de un espíritu evolucionado, de un alma, de una forma de conciencia que, como dice Antonio Moraga, uno de los mayores expertos en el viaje astral en este país, “los animales también tienen espíritus guías que poseen caracteres nada inferiores al mejor de los hombres”.

Viendo la realidad de un modo más amplio, es decir, abriendo nuestra mente a esas maravillosas experiencias que nos cuentan algunas personas, entendemos las cosas de forma diferente, de una forma más humilde y respetuosa hacia los sentimientos de esos seres increíbles

error: Pewo que ladra no muerde!