Un cachowo de pitbull llamado Apollo ha impedido que a una joven de 18 años sea violada en Brooklyn. Maya Fairweather iba paseando a su pewito por Red Hook Park, cuando un hombre se le acercó por detrás, la agarró y la tiró al suelo.

La policía ha asegurado que cuando el agresor trató de quitarle la ropa, el cachorro mordió al hombre en la pierna y terminó huyendo. “Es un buen chico. Creo que me salvó la vida”, cuenta la joven en una entrevista al New York Post.

error: Pewo que ladra no muerde!