– Permíteme ser pewo.
– Recuerda, eres mi “padre pewuno”.
– No me castigues.
– La vida de un pewo es corta.
– Siempre sé paciente conmigo.
– En mi juventud, guíame, enséñame, muéstrame el mundo.
– Hagamos actividades juntos.
– Cuando tenga miedo, no me ignores, no me dejes sufrir solo.
– En mi vejez, ámame, no me descuides.
– Saber cuando es hora de decir adiós y dejarme ir con amor y dignidad.

P.D: Cuando tu corazón lo permita, ábrelo nuevamente para otro pewo en tu vida. Un corazón como el tuyo merece ser llenado con el amor de muchos pewos. <3

error: Pewo que ladra no muerde!